¿Cuál es la puerta más segura?

Existen muchas puertas en el mercado entre las que se puede elegir, aunque están divididas en cuatro grupos principales. A continuación vamos en cerrajeros 24 horas Orihuela a ver cuáles son las más seguras para que ningún ladrón pueda entrar en tu casa.

¿Qué puerta elegir?

Una puerta hueca es la puerta tradicional que nos encontramos en la mayor parte de las casas, siendo probablemente las menos seguras. Las puertas blindadas son más seguras que las anteriores aunque también un poco más caras. La ventaja principal es que se fabrican con una o con dos placas de acero. El problema es que el marco es de madera por lo que los ladrones pueden entrar con el sistema de palanca. Para aumentar tu seguridad, se aconseja poner una cerradura forzada con un escudo protector. Si es posible también es recomendable instalar una cerradura embutida adicional.

Las puertas acorazadas son más seguras aún que las blindadas. Destacan porque están fabricadas en acero, incluido su marco. Son muy resistentes y se lo pondrás muy difícil a los ladrones, especialmente si también incluyes una cerradura de seguridad buena.

Por último, la puerta de seguridad es la más segura probablemente hasta el día de hoy. Comprando estas puertas se disfruta de las ventajas de una puerta acorazada y de un sistema de cierre que resulta casi imposible de ser manipulado.

Hasta hoy son muchas las personas que optan por instalar una segunda o tercera cerradura en sus puertas para estar más seguros, pero gracias a la tecnología eso ya no es necesario, ya que puedes instalar una cerradura invisible. Este tipo de cerraduras es muy sencilla de instalar y puede ponerse en cualquier puerta. La ventaja principal es que el ladrón no puede acceder a la misma, por lo que no puede manipularla. Hay veces que ciertos ladrones han podido abrir la cerradura principal pero cuando han ido a empujar la puerta no han podido hacerlo porque incluía una cerradura invisible.

Si este tipo de cerradura no te interesa o no te gusta, también puedes apostar por poner un cerrojo de seguridad con cadena, siendo muy impotrante que se pueda bloquear desde el interior para que nadie pueda forzarlo desde fuera.

¿Qué cerradura debo instalar en la puerta?

Además de fijarte en la puerta, debes hacerlo en la cerradura que incluye. Si tienes una puerta de alta calidad pero la cerradura es básica, los ladrones podrán entrar fácilmente, pero si la puerta es de calidad y le añades una cerradura también de calidad, vas a conseguir que sea casi imposible abrirla.

Como mínimo la cerradura tiene que ser antibumping, y aunque sea necesario gastar un poco más de dinero, lo mejor es que también incluya anti taladro, anti palanca y anti ganzúa, además de que no pueda sacarse el bombín para abrir la puerta.

Y aunque en a actualidad no existe una puerta cien por cien segura, hay puertas combinadas que cuentan con buenas cerraduras y que resultan muy seguras. Si además contratas un sistema de vigilancia, conseguirás ahuyentar a los ladrones un poco más.

En cualquier caso y en la mayoría de las ocasiones, los ladrones antes de robar en una vivienda buscan información para saber si merece realmente la pena el trabajo, ya que pocos van a forzar una puerta si saben que no van a encontrarse con nada de valor. Es normal que investiguen antes a la familia para ver si les merece la pena robar o no. Y en el caso de que así fuera y tienes una puerta hueca, no vas a poner ningún problema a los ladrones, pero si tienes una puerta acorazada con una buena cerradura, los ladrones se lo pensarán bastante. Pero si realmente te interesa la seguridad de tu vivienda, no dudes en invertir un poco más e instalar una cerradura invisible.